El Feng Shui es una antigua filosofía que nos habla de la energía producida por cada objeto individual, buscando lograr una armonía en conjunto. Para el Feng Shui, el dormitorio es el ambiente más importante de la casa, pues durante el sueño somos más vulnerables a las energías del entorno.
A continuación podrás encontrar las principales reglas del Feng Shui para decorar tu dormitorio y puedas incorporar el equilibrio y la armonía a tu descanso.
1. La selección del color es extremadamente importante. Los colores son muy poderosos en términos de estimulación y apaciguamiento, estos tienen que ser apropiados para relajarse. Opta por tonos pasteles los colores muy brillantes son demasiados estimulantes e inapropiados para un dormitorio.
2. La decoración apropiada en el Feng Shui es en pares, o sea, dos piezas de cada objeto esto simbolizan el equilibrio entre las personas que comparten el dormitorio dos mesitas de noche, o dos cuadros, etc. Por otro lado, prefiere aquellos objetos que tienen más curvas que aristas, porque los bordes afilados producen energía negativa.
3. La cama lo ideal es que tenga un respaldo de modo que siempre haya una pared detrás de la cabecera, proporcionándoles apoyo adicional a quienes duermen allí, su ubicación debe ser con una vista clara de la puerta y ventana pero no frente a ellas.
4. Los espejos una gran superficie espejada que refleje la cama puede generar un efecto inquietante y perturbar el descanso. Trata de minimizar la cantidad de espejos en el cuarto (no más de dos) y que la ubicación de los mismos sea tal que el durmiente no se vea reflejado en ellos mientras descansa.
5. Otras decoraciones, las cortinas gruesas te ayudan a mantener la energía positiva en la habitación, todos los elementos decorativos te deben representar tus sueños, pasiones y metas en la vida, debes eliminar todos los elementos que te produzcan penas o energías negativas.